¿Cómo funciona la portabilidad?

La portabilidad es un proceso que tiene varias etapas, pero en el cual distinguiremos dos modalidades:

  • Portabilidad sin subrogación, que se refiere a cualquier producto financiero
  • Con subrogación, que se refiere a los créditos con garantías reales, como por ejemplo los créditos hipotecarios y automotrices, estos últimos cuando tengan garantía.
La portabilidad es un proceso que tiene siete grandes pasos:
  1. Solicitud de Portabilidad, en la cual el Cliente manifiesta a una institución financiera (Nuevo proveedor) la intención de portar uno o más productos financieros que actualmente tiene vigente con otra institución financiera (Proveedor Inicial).
  2. Emisión de Certificado de Liquidación, recibida la solicitud de Portabilidad por el nuevo Proveedor, este deberá solicitar directamente al Proveedor Inicial la liquidación de los productos financieros que el Cliente incluyó en la Solicitud de Portabilidad con la intención de terminarlos.
  3. Oferta de Portabilidad, recibido por el Nuevo Proveedor el Certificado de Liquidación, procederá a evaluar al Cliente para rechazar la solicitud o presentarle una o más Ofertas de Portabilidad, es decir las condiciones para cambiar sus productos financieros desde la institución financiera en la que actualmente los tiene contratados, que es el denominado "Proveedor Inicial".
  4. Aceptación de Portabilidad, una vez que el Cliente recibe la respuesta del Nuevo Proveedor, podrá aceptarla si considera que le es conveniente. Con la aceptación se entrega un mandato al Nuevo Proveedor para la terminación de productos con el Proveedor Inicial. Sin perjuicio de lo anterior, el Cliente podrá arrepentirse de la oferta de portabilidad aceptada en cualquier momento, respecto de los productos o servicios financieros que aún no haya contratado.
  5. Contratación de Productos, una vez aceptada la Oferta, el Nuevo Proveedor debe realizar todos los trámites para contratar con el cliente los productos o servicios financieros especificados en dicha oferta.
  6. Mandato término de Productos y Servicios financieros, celebrados los contratos con el Nuevo Proveedor, este deberá solicitar a nombre del Cliente el término de los productos financieros al Proveedor Inicial.
  7. Término del proceso, una vez que se hayan realizado los pagos e instruido el cierre de productos al Proveedor Inicial, el Nuevo Proveedor debe rendirle cuentas al cliente de las gestiones realizadas. Esto lo hará el Nuevo Proveedor mediante un certificado y acompañando copia de las comunicaciones con el Proveedor Inicial.

Esta pregunta se relaciona con las siguientes entidades, instrumentos de inversión o tipos de seguros:

Preguntas relacionadas por entidades de valores